AMOR ES EL PROPÓSITO

$13.95
SKU 978-958-56808-6-9

Cuando conocí a Nayib, tuve la oportunidad de saber su experiencia de vida, me llamó mucho la atención llama de favor, de éxito y de pasión que tenía en su corazón; no solo por el deporte que desarrollaba ni por la forma como lo hacía, sino por la manera en cómo expresaba, desde lo más profundo de su ser, el éxito: uno él que veía, sentía y lo escuchaba. Fue así como conocí a Nayib. Empecé a hacerle un seguimiento a cada una de sus acciones; lo más importante es que no permití que nadie me lo contara: viví con experiencia. Tuve la oportunidad de mirar el recorrido que hacía, el cual se convertía en un caminar para disfrutar cada momento y cada proceso de su vida; de investigar, de estudiar, de trabajar para lograr sus metas. El sentimiento de Nayib hacía la prosperidad, lo puedo describir desde mi especialidad como Master Practicioner de Neurolingüística y empresario del sector educativo: una una persona proporcional, tanto por su cerebro como por lo que piensa y hace; cuando una persona es deportista y a su vez inicia actividades o negocios alternos, y continua con el sueño de su vida, es por que tuvo la capacidad de ver prospectivamente; y ser capaz de entender que cuando las etapas de la profesión del fútbol se acaban, y se toma como opción formar empresa de éxito y de tecnología que van a la vanguardia de cualquier joven de su edad, eso se llama tener visión. Cuando conocí a Nayib, tuve la oportunidad de saber su experiencia de vida, me llamó mucho la atención llama de favor, de éxito y de pasión que tenía en su corazón; no solo por el deporte que desarrollaba ni por la forma como lo hacía, sino por la manera en cómo expresaba, desde lo más profundo de su ser, el éxito: uno él que veía, sentía y lo escuchaba. Fue así como conocí a Nayib. Empecé a hacerle un seguimiento a cada una de sus acciones; lo más importante es que no permití que nadie me lo contara: viví con experiencia. Tuve la oportunidad de mirar el recorrido que hacía, el cual se convertía en un caminar para disfrutar cada momento y cada proceso de su vida; de investigar, de estudiar, de trabajar para lograr sus metas. El sentimiento de Nayib hacía la prosperidad, lo puedo describir desde mi especialidad como Master Practicioner de Neurolingüística y empresario del sector educativo: una una persona proporcional, tanto por su cerebro como por lo que piensa y hace; cuando una persona es deportista y a su vez inicia actividades o negocios alternos, y continua con el sueño de su vida, es por que tuvo la capacidad de ver prospectivamente; y ser capaz de entender que cuando las etapas de la profesión del fútbol se acaban, y se toma como opción formar empresa de éxito y de tecnología que van a la vanguardia de cualquier joven de su edad, eso se llama tener visión.

Visto recientemente

Borrar vistas recientes