El tripulante de la sombra

MARISIN LUZCANDOSKU: 978-9962-13-291-2

Precio:
$39.95
Stock:
Solo quedan 5 unidades

Descripción

Con su poesía Roberto Luzcando se transfigura en un poeta esencial, antes era tripulante de las sombras, ahora es luciérnaga de los deseos; antaño era limpiador de rabias y epitafios; hogaño es niño asomado a la claraboya del mundo. Toda esta metamorfosis, toda esta vitalidad poética es para regresar a Itaca y encontrar la salvación en el amor; es para exorcizar la soledad de Eneas y rescatar del infierno a Dido, a Eurídice o a la gorda Margot. Es para quitarnos la soga corrediza de la mala conciencia y huir como Francois Villons en busca de la belleza que Pierre de Ronsard solía beber a las orillas del Loire. Su poesía es alimento para la tradición porque en cada uno de sus poemas Homero cabe en el Zoar, el Zoar, cabe en dante, Dante en Shakespeare en Góngora y en Quevedo de donde sale Roberto Luzcando transfigurado en Roberto Luzcando porque su poesía nace de los actos esenciales del hombre.

Y debidamente sonora, es alegría del silencio, bálsamo de la libertad, anhelo de la conjunción amorosa porque invoca un terremoto capaz de hacer añicos la cárcel de los prejuicios para escapar del patíbulo junto a Roque Dalton o Nazim Hikmet. Por eso su poesía no es para perpetuar malhumores, ni para la mera rotación de la duda, tampoco es para dar lustre al ego. Es para que la rosa de los vientos te lleve al sur del miedo, para que la imaginación sea parte de tu intimidad y pueda sacarte a flote, ya sea casi ahogado del Níger como a Langston Huges o sacarte como a Antonin Artaud mondo y lirondo del peyote y el mezcal.

Esta es una poesía que cae como piedra en el charco de los alelíes y, como alucinado profesor de cegueras, Roberto Luzcando lanza sus imágenes visuales como jabalina emocional para clavarse en la alusión infinita de la carnalidad o para hacer escrutinio minucioso de los múltiples disfraces de la muerte.

Recomendaciones

Vistos recientemente