Los chinos de Panamá - Los inicios

Berta Alicia ChenSKU: 978-9962-633-95-2
0 reseña

Precio:
Precio de venta$30.00

Sinopsis

Los primeros chinos que pisaron tierras panameñas en 1852 y los que los siguieron, ya sea porque vinieron de manera voluntaria en busca de mejores horizontes para ellos y sus descendientes o porque fueron traídos para trabajar en actividades comerciales y agrícolas o en las construcciones del ferrocarril y del canal, han dejado un legado para todas sus generaciones. Los inmigrantes chinos provienen de un pueblo que comparte un idioma, una cultura y una historia. Sus descendientes son parte de los panameños que están haciendo patria, aportando al desarrollo político, económico, cultural y social de Panamá a través de sus esfuerzos, tradiciones, valores, cultura milenaria, recursos, iniciativas, conocimientos, aprecio y agradecimiento a la tierra que acogió a sus antepasados y se convirtió en su nuevo hogar.

La primera parte del libro narra los acontecimientos destacados en Panamá previos antes de mediados del siglo XIX relacionadas con la llegada de los primeros inmigrantes chinos en 1852 y después cubre su presencia hasta las dos primeras décadas del siglo XX. La segunda parte del libro cubre su presencia en el Barrio Chino y en las principales ciudades y pueblos. Se incluyen sus ocupaciones, actividades sociales, culturales, comerciales, gremiales, religiosas, festivas, y tradiciones, etc. Se incluyen reseñas biográficas de un gran número de inmigrantes chinos que llegaron a Panamá a partir de 1880 hasta 1920.  En la tercera parte del libro se incluyen seis anexos sobre el tráfico de opio, el tráfico de culís, el clíper Sea Witch, la afición a los juegos de azar y de mesa, las representaciones diplomáticas y consulares estadounidenses, chinas y panameñas, y la saga de una familia desde sus orígenes en China hasta su llegada a Panamá a finales del siglo XIX.

Los chinos estuvieron presentes, cavando, colocando rieles y dinamita, limpiando malezas, cargando y rompiendo rocas, construyendo puentes, sembrando hortalizas, proporcionando alimentos y productos básicos, llevando agua a los trabajadores, ofreciendo servicios de lavandería, preparando comidas, dando crédito y brindando apoyo a quienes lo necesitaban. Algunos llegaron en busca de un nuevo comienzo; otros llegaron con la idea de quedarse temporalmente, pero en su mayoría, los inmigrantes chinos se establecieron y adoptaron a Panamá como su patria. Las actuales y futuras generaciones de Panamá y del mundo deben conocer y apreciar las contribuciones y el legado de sus inmigrantes. Este libro cumple en parte con este propósito.

También te puede gustar

Vistos recientemente